NO DESCUIDES TU JARDÍN A FINALES DE VERANO

El verano está llegando a su fin  y nuestro jardín tiende a adquirir un aspecto descuidado. 

Hay ciertas tareas que te ayudarán a que esto no ocurra y al tiempo que lo irás preparando para la la próxima estación, el otoño.

Controla el riego, aunque lo sigas realizando a primera hora del día y por la tarde. Ya no es necesario que sea tan abundante, pues aunque haga calor, la evaporación del agua  no es tan intensa y con menos cantidad es suficiente.

Es el momento de eliminar flores muertas y recolectar las semillas que plantaremos al año que viene. Aprovecha para sembrar el césped o resembrar las zonas despobladas. A finales de verano la tierra permanece caliente, lo que favorece su crecimiento y en pocas semanas tendrás una bonita pradera.

También puedes plantar especies de flores tardías, como el crisantemo, el aster, liriope,… que llenarán tu jardín de color. Además es tiempo de plantar arboles, ornamentales o frutales para que se vayan adaptando a su entorno. Haz un buen acolchado de la tierra para que proteja las raíces de los últimos calores del verano y que también te servirá cuando lleguen  las bajas temperaturas del invierno. Puedes añadir abonos de liberación lenta para que los árboles vayan nutriéndose cuando lo necesiten.

Con estos pequeños consejos podrás mantener tu jardín hasta la llegada del otoño.

Serv. Garrido García SL  2018 – Design by Cube Agencia