sylwia-pietruszka-198938-unsplash-min

El césped en primavera

La primavera ya está aquí y es tiempo de empezar a trabajar en nuestro jardín. Si has estado realizando labores de mantenimiento este invierno, solo tendrás que darle unos retoques. Pero si no las has hecho o quieres darle un aire nuevo, vamos a empezar a darte unos consejos para que puedas disfrutar de él ahora que llega el buen tiempo.


Empecemos por el césped.

Puede que durante la temporada más fría se hallan producido calvas y pérdidas, es normal. Por este motivo el primer paso es la limpieza de la zona.

Elimina hojas secas, raíces y las malas hierbas, pues te están quitando nutrientes y luz, además de romper la estética de tu jardín. Otra tarea a realizar es el aireado del césped. Esto se debe hacer al menos una vez al año. La mejor época es entre los meses de febrero y marzo, pero si no lo hiciste no esperes más, aún estás a tiempo. Lo puede  realizar de manera manual o mecánica. Todo dependerá del tamaño que tenga tu parcela y de lo motivado que estés. Piensa que con el tiempo la tierra tiende a compactarse dificultando la oxigenación y expansión  de las raíces, y tus plantas lo sufren, por ese motivo es tan importante.

Por otro lado, si no tenias plantado césped y ahora te has decidido a hacerlo, lo primero que tienes que hacer es planificarte la distribución de tu jardín. El diseño quieres darle y cual será la zona de césped, el espacio que vas a dejar a los árboles, flores y mobiliario.

Va a ser tu zona de relax!!! 

También tienes que tener pensado si vas diferenciar las zonas, por ejemplo; zonas de paso, terrazas o piscinas  y los diferentes materiales que vas a utilizar (hormigón, piedras o madera). Una vez tengas todo claro es hora de sembrar.

Este trabajo es mejor realizarlo a finales de otoño o principios de primavera. Primero has de nivelar el terreno y añadir el recebo o abono orgánico. Continua alisando con un rodillo pero sin apretar para no compactar la tierra. Tras realizar estos dos pasos, realiza la siembra y luego pasa el rastrillo para repartir bien las semillas.

Hasta que salga el césped deberás realizar los riegos todos los días. Luego dependerá de la estación del año y de la zona geográfica. En general en primavera se riega cada 2 o 3 días. En verano cada día. En otoño cada 2 días y en invierno cada 20 días. Si después de varios días, cuando salga el césped, ves que aparecen calvas. Humedece la tierra, rastrilla y vuelve a sembrar.

El mantenimiento de tu césped exige que una vez a la semana se realice una siega. La mejor hora para hacerla es a primera hora de la mañana o por la tarde. Evitando las horas de más incidencia solar. La mejor altura para que nuestro césped luzca bonito es de entre 5 y 7 cm.

Ahora sólo te queda disfrutar de una verde pradera.

Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.